Sígueme, princesa

martes, 11 de julio de 2017

Agh.

Mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda...

Me estoy enamorando de Gnar.

Y es una mierda, porque todos dicen que me enamoro rápido y tienen razón. ¿Por qué soy así? Le prometí a mi amigo Di que no saldría con nadie hasta Septiembre, y dejando de banda que sea una promesa o no, lo voy a hacer, aunque solo sea por mí. Me pidió salir, de hecho, hará un par de semanas, y me negué con un "no" que lo dejó blanco. Es triste y me apena, pero creo que es lo mejor para mí y para él. Además, tenemos una amistad con derechos y me gusta mucho. 

Y lo mejor de todo es que pensé que era muy inocente, y contra más lo conozco más me gusta porque no es ni la mitad de inocente de lo que parecía. Hace que todas esas veces que he pensado que soy rara sean estúpidas.

Y además, asegura que no ha visto mujer más bonita que yo, sonriendo con mis michelines porque cree que debo estar como yo sea feliz.

Agh.

Además, tengo que hablar de Coco, por mucho que haya prometido no volver a hablar de él. Porque su exnovia y yo nos hicimos amiga, a la cual la llamaré Birdy. Birdy y yo nos hicimos amigas y me contó que hace unos días estaba hablando con Coco por Skype y Birdy le contó que ella ha empezado a correr. Algo que debo añadir antes de que se me olvide, es que Birdy antes fue una chica pro-ana. Bueno, a lo que iba, ella contó que empezó a salir a ccorrer, y Coco le dijo que tenía que llevarme a mí también a correr porque me estaba poniendo gorda.

Claro que me sentó mal, lo odio, de verdad. Sobretodo porque cuando le conocí pesaba 56kg y si me engordé fue porque por su culpa, su vagueza y su gilipollez no salíamos de casa. Es gilipollas. Lo odio.

Mañana por la mañana intentaré salir a correr, aunque sean diez minutos por la mañana. Porque ya demasiada gente me dice que me estoy poniendo muy gorda, y estoy cansada de toda esa mierda. No porque haya vuelto a lo de ser pro-ana, sino por darles a la gente en la boca y vean que puedo ser como yo quiero. Que puedo adelgazar tanto como yo quiera. La gente es estúpida.

miércoles, 28 de junio de 2017

btw estoy en 70'4kg

Hola chicxs,

Estoy en un momento difícil de mi vida. Anoche me dieron las notas de la Selectividad, y, sí, me fueron mucho mejor de lo que había pensado. Pero a mi nota le faltó nada para ser la de Psicología. Creo que eso es peor que si no hubiera llegado.
Tenía un plan B que iba a distanciarme lo máximo del odiado grado de Derecho que mi madre quiere que haga, y era estudiar lengua inglesa. Pero anoche me informé y en relidad, estudiar eso y nada, es lo mismo.

Así que solo me quedan dos opciones: irme a otra comunidad autónoma donde la nota de Psicologia sea mas baja, como Jaén o Almería, o meterme a Derecho. Y aborrezco Derecho, enserio, es super inhumana, y es todo economía, y mi madre no es capaz de ver que he aprobado economía de casualidad como para meterme en una carrera que solo va de eso. Y estaba bastante bien pensando que habia tomado el control de mi destino, como para ahora meterme en Derecho.

Y ayer, en uno de mis arrebatos en los que buscaba calmarme, me corté. Llevaba mas de dos meses sin hacerlo, y me sentía bien al respecto. Vaya mierda.

Supongo que me queda la alternativa de meterme a lo que me gusta, y no tener trabajo en el futuro, y ser la perra malvada, fría y calculadora que estudia Derecho. 

domingo, 25 de junio de 2017

Lácteos fuera


Bueno, vino San Juan, y bebí, y comí tantísimo que ya estoy otra vez en 72kg. Procuro ser positiva y pienso que de la misma manera que comí para subir, puedo hacer otras cosas para bajar y hoy de momento estoy comiendo bien.

He leído muchas cosas sobre que los lácteos son malos para nosotros, así que he decidido probar una semana sin lácteos para ver que pasaba. 

Además, hoy he vuelto a usar MyfitnessPal además de enlazarla a FitGoogle para calcular también las calorías consumidas a lo largo del día.

La noche de San Juan, fuimos a un camping y yo me acosté con Gnar. Pensé que me arrepentiría mucho pero él lo lleva como algo muy normal, y a mi me gustó. De hecho, tengo muchisimas ganas de volver a verlo. Es raro.
Algo que extrañé mucho en la fiesta fue a mi amigo Di. Estaba trabajando y no pudo venir. Me da mucha pena cuando llega el verano porque casi nunca veo a nadie, y este verano, que mi madre me esta dando algo más de independencia, me he dado cuenta que de las pocas personas que quiero ver más a menudo, Di es una de ellas. Y probablemente la única.

Bueno, no tengo mucho que contar. Quiero escribir más pero aunque me han pasado muchas cosas, ahora mismo no me preocupa ninguna.

Besitos de fresa.


martes, 13 de junio de 2017

Situaciones incómodas

Bueno, estoy con exámenes.

Eso debería ser excusa para que esté comiendo como una cerda. Helados, chocolate, a todas horas. Se me nota en todas partes. Y bueno, hoy ha pasado algo.
He quedado con Y, que si no lo saben es el único chico que me gusta y me ha seguido gustando desde que lo conocí. Es amigo de Coco, y me gustaba antes de salir con él. Con Y nunca ha pasado nada, de hecho, lo valoro más como amigo porque siempre consigue venir, hacerme feliz e irse. 

El caso es que hoy tenía muchas ganas de verlo, así que he quedado con él. Como siempre dice que Y y yo quedamos sin él, hemos ido a su casa a verlo. Él estaba raro, y no se comportaba como normalmente. Parecía que no me quería ahí, y yo intentaba actuar normal pero estaba cohibida. Cuando estabamos sentados, oí ruidos en la cocina. Entonces Coco le dijo a Y "ella no sabe que está aquí". Yo me quedé petrificada y dije "¿quién?". Entonces caí que Coco estaba con alguien, y me sentí más relajada. Dije "oh, estás con una chica, ¿no me la vas a presentar?", pero con tono de voz como emocionada. Él le dijo que viniese, y la conocí. No me importaba. Era guapa, simpática, graciosa. Pero Y estaba ahí, guapo, e inalcanzable, y lo quería, y no me importaba si Coco estaba con otra. Entonces, después de un rato de charlar, Coco le
preguntó a Y cosas, y él respondió que se iba a
Castellón a ver a su novia. A SU NOVIA. A SU NOVIA. A SU NOVIA.


Genial.
Entonces la situación no me pareció tan agradable, y quería marcharme. Me sentí sola y abandonada y quise irme y entonces me fui y llamé a todo el mundo porque necesitaba hablar y nadie respondió. Incluso le pregunte a Boo si podía hablar y me dijo que no. Me sentí demasiado sola, y no puedo parar de darle vueltas.


Y oh, Coco me acaba de mandar un mensaje, Esto parece streaming.
Dice que se alegra de que haya ido y que le he caído muy bien a... mmm... se merece un nombre de blog. Dice que le he caido bien a Lola. 
Luego he estado pensando en todos mis amigos a los que he vuelto a ver después de mucho tiempo y que han adelgazado o se han quedado muy bien y he pensado que si me adelgazaba estaría muy guapa. Así que he decidido que este verano será para eso, para perder, por lo menos, 15kg.

jueves, 8 de junio de 2017

Té de limón con jengibre


Bueno, chicas, no tengo mucho que contar. Hoy me pesé y pesaba 70'1kg, que supongo que ya no está tan mal teniendo en cuenta que tengo la regla y espero que mañana ese 7 haya desaparecido de las decenas de mi peso. 

He decidido contarles lo que creo que debe ser el mejor invento del mundo. Hace unos meses, la mejor amiga de mi hermana la perfecta se adelgazó muchisimo. Nos dijo que su secreto era tomar limón con jengibre en ayunas, y reducir un poco las comidas que hacía. Así, sin más. De hecho, hace poco hable con ella y literalmente me dijo "ahora, en lugar de comerme cinco croissants al día, me como uno y ya". Y yo con cara de "yo ni siquiera como croissants porque me como uno y ya parezco una morsa". 

Pues mi madre y yo decidimos que íbamos a probar. Se supone que debíamos tomarnos un vaso de limón exprimido con jengibre antes de comer y otro antes de cenar. El primer día nos fue genial. El segundo se nos olvidó. Sí, somos así, en mi casa somos muy vagas y además se nos olvida todo. 

Así que hace relativamente poco, como hace tres días, mi madre hizo un descubrimiento asombroso en el super. Vendían té de limón con jengibre en botellita además de chía, algo que ya había probado antes y que no me dio muchos resultados.

Mi madre me compró dos para probar. La diferencia entre el limón exprimido con jengibre y el té de limón y jengibre es existencial: el té no está tan asqueroso como el limón exprimido. Y esto es una diferencia importante porque el jengibre sabe a jabón y el limón es muy ácido, pero el té está muy suave y no tiene azúcares añadidos. A mí, me da igual una cosa que la otra, porque no le doy mucha importancia al sabor, pero sí, el té está bueno. Y si eres de gusto sensible se te haría imposible tomar el limón exprimido. De hecho, Gnar, que es un fino, me dijo que estaba asqueroso el té. Pero bueno, él sabrá.

Y vale, llevo tres días hinchandome a ese té. Es que está buenisimo. Y la verdad, yo noté que estoy muy deshinchada, incluso con la regla. Lo recomiendo cien por cien. 

Como ven este té es de la marca Dreams of Tea, y mi madre lo compró por 99cts, es decir, 0'99€. Me es muy cómodo tomarlo porque no tengo que exprimir el limón y todo el rollo y además puedes meterlo en la nevera y tomarlo fresquito (ideal para aquí porque es verano) o bien meterlo en el microondas y tomarlo caliente. Se supone que ayuda a eliminar grasas y deshinchar el vientre, y por lo menos, a mí me está resultando.

¿Van a probar? ¿Tienen algún té parecido? ¿Otro tipo de té que de un buen resultado? ¿No les funcionó? Diganme vuestra opinión en los comentarios, los leeré todos.

martes, 6 de junio de 2017

Suposiciones

Hola principesas,

parece que de algo está funcionando empezar la dieta progresivamente. Ayer salí a caminar durante dos horas, y como había quedado con mi mejor amigo en un punto fui corriendo todo el tiempo que pude.

La selectividad empieza la semana que viene y estoy hecha un manojo de nervios. Bueno, realmente no. Parece todo irreal. Hace un par de años solo me preocupaba mi cuerpo y mi novio y ahora estoy aquí, frente a la responsabilidad de sacar la nota más alta posible y uff, si lo pienso, sí que es un poco miedoso. Pero sé que lo haré bien.

No sé que pasa pero no me apetece escribir demasiado últimamente. Supongo que en parte es porque no tengo nada nuevo que contar y en parte porque tampoco me lee nadie. No sé.

En fin, supongo que ya escribiré algo proximamente. 

sábado, 3 de junio de 2017

Alentando

No sé que me pasa, estoy engordando cada vez más. 

Aparte de eso, queda poco para le selectividad y no estoy haciendo todo lo que debería. He establecido el lunes para empezar a contar las calorías, y no tengo nada nuevo que contar. Así que esto sera una entrada breve para recordaros que sois preciosas, y que os animo en todo lo que os propongais en la vida.

jueves, 1 de junio de 2017

Salseo

Vale, hoy vamos a por un poco de salseo sentimental.

Mi lista de parejas desde que rompí con Coco ha sido un poco extensa para el tiempo que ha pasado. Pondré motes porque estoy segura de que más adelante iré hablando de ellos. El primero no hace falta mote, porque de heccho no fuimos ni pareja, solo un lío, y solo estuvimos por el sexo. Como mucho, su mote sería Clavo. Luego estuve una semana con un chico que me compraba de todo, y ese no cuenta. Precisamente lo dejé porque no me gusta que la gente trate de ganar a otras personas de esta manera. Luego volví a los brazos de Clavo, y poco después conocí a Dylan.

Ufff, Dylan es una parte importante en esta historia. El contexto es que conocí a través de una app a un chico llamado Dylan, que vive a 70km pero tiene una casa en mi ciudad. Dylan fue un flechazo, y a días de hoy, el chico por el que más he sentido. Dylan era perfecto -o así lo veia yo-. Gracias a él conocí a Boo, un amigo suyo con el que se peleó cuando me dejó. Dylan tenia ansiedad, y al ver que hablaba tanto con Boo, pensó que solo hablabamos mal de él y cosas así, asi que al final me dejó -o esa es su versión-. La verdad, no lo sé, porque me dejó y al día siguiente volvió con una ex.


Superar a Dylan me costó horrores. Lloraba cada día, no podía hablar de otra cosa que no fuese él, miraba nuestras fotos... Fue una tragedia. Boo le había dicho que se arrepentiria de dejarme, y dejó de hablar con él: para entonces ya era mi mejor amigo. Parecíamos dos críos pequeños: todo el día hablando de donde iríamos a liarla, de qué festivales o conciertos roqueariamos... Boo me encantaba. Sacaba mi lado más infantil, y aunque vivía lejos, lo notaba cerca, era como mi hermano. Justo después de dejarme Dylan,  le dije a Boo figuradamente que podía quedarse mi corazón, que yo no lo quería mas. Boo dijo que estaba bien, que me lo iba a guardar hasta que encontrase a alguien que mereciese la pena, y entonces sería él quien me llevaria al altar a casarme con esa persona.

En un clima de sensiblidad y emoción conocí a T.
T era un chico dulce, atento, simpático, inocente y un empresario: siempre había estado estudiando y era la primera vez que se planteaba una relación. Me gustaba por su dulzura, como hablaba, y como me miraba. Ibamos mucho de excursión, y a mí esas cosas me encantan. Pero no duró mucho, yo estaba con depresión, y él no lograba entenderlo, y quedar con él era una tortura para mí porque tenía siempre mucho sueño y me costaba esconder los cortes. Entonces lo dejé, y pasó lo peor.

Boo dijo que me quería.
Me llenó la cabeza con cosas como que sería una tontería no intentarlo, que siempre seriamos amigos, que todo saldría bien. Y salió bien, muy bien, durante tres meses. Entonces se volvió distante y un fin de semana que debía llevarme a un concierto y no pudo, dormí con él, y cuando volví a casa me dejó. 
Fue un golpe bajo.Perdí a mi mejor amigo, que le follen a la relación. Ni siquiera me hablaba, y yo estaba como ¿hola? Dijiste que siempre seriamos amigos. Pues nada. Y a la semana empezó a salir con una chica que (válgame la ironía, está extremadamente delgada) había conocido en un festival unas semanas antes. No hace falta que diga que la depresión que cogí fue tremenda. 

A todo esto, casi entre cada relacion me tiré a Coco. Ahora llevamos un tiempo sin hablar, enfadados. Estoy medio saliendo con un compañero de clase un año más pequeño que yo, Gnar, y  me sabe mal, porque sé que por más que quiera no me sale darlo todo. Y él es inexperto: nunca ha estado con una chica. Y claro que me gusta, es un sol, y cuando me besa tiene algo que me eriza los pelos. Pero no sé si estar con alguien es lo que mas me conviene. 

miércoles, 31 de mayo de 2017

Tercer dia y vuelta a la normalidad

Yo, el día de mi graduación

Parece que llevo tres días sin abandonar el sitio, y eso es bueno. 


Esta entrada para mí será como renacer, como volver a empezar. Estableceré mis objetivos, tanto calóricos como emocionales, estableceré las pautas que deberé seguir, que pretendo conseguir, donde estoy ahora... 

Viendo fotos antiguas me di cuenta de lo estúpida que fui cuando estaba delgada porque yo no lo veía así, y necesitaba bajar y bajar mas, asi que una de las cosas que me gustaría mantener es verme bien esté como esté. Otra cosa que me gustaría añadir es el tonificarme, haciendo ejercicio, ya que tengo la piel muy flácida. Antes siempre daba consejos sobre que es muy importante cuidarse, y mimarse -ojo, no con comida-, hay maneras mejores de quererse que engordando. Por ejemplo, en lugar de premiarme con una bolsa de Doritos, me puedo comprar un eyeliner nuevo. Debería también pesarme cada dos días y registrarlo, igual que ABSOLUTAMENTE TODO lo que coma. De igual manera, debería dejar de comer cuando tenga un problema y venir aquí y explicarlo y analizarlo. Puede que nadie me lea, pero al releerlo yo me viene bien.

Supongo que de momento es lo que se me ocurre y que puedo ir añadiendo cosas más adelante.

Acabo de pesarme y peso 70kg. Creo que es relista intentar perder un kilo y medio por semana. Eso es consumir unas 800 calorías diarias contando con que haga algo de deporte ligero. Creo que va a salir bastante bien, enserio. Sé que puedo hacerlo, poco a poco, lo sé.

martes, 30 de mayo de 2017

El apoyo

Me he dado cuenta de lo importante que es el apoyo aqui.

Te sientes con mucha más motivación si sabes que alguien tiene ínfimas expectativas sobre lo que haces. Me he dado cuenta de que cuando empecé, lo que me motivaba era pensar que mi madre esperaba de mí mucho más de lo que era. Supongo que eso ahora no es tan fácil, ya que pasé por todo esto y mi madre no paró de decirme que cuando estaba más gordita le gustaba más, y no sé, pasaron tantas cosas que literalmente me importa un pepino lo que ella piense de mí.

Y bueno, ya sé que diside un poco del tema de esta entrada pero ya no estoy con Coco, hace por lo menos un año que rompí con él. No me apetece explicar por qué, solo tengo que decir que hasta hace nada eramos muy buenos amigos y que él se ha comportado como un capullo. 

Así que -volviendo al tema central-, si, estoy bastante sola en esto. La parte positiva es que estoy entrando poco a poco, y eso está bien porque contra antes empiece, antes lo dejaré. 

Pero bueno, tengo que irme a las clases de repaso de la prueba universitaria ya. Espero que todas tengáis un día asombroso y que nada os pare, chicas. ¡A activarse!

lunes, 29 de mayo de 2017

Vuelta a empezar (¿?)

Estoy aquí.

Sí, chicas, he vuelto, o eso espero. Y no, no soy la Ski que todos recuerdan, ni tan solo me reconozco. Ya no soy esos 56kg de imperfección perfecta. Ahora soy unos 72kg de desaprobación.
Esta claro que no soy esa niña de 15 años que habitaba estas páginas cuando estaba formando su mente. Ahora soy una mujer de 19 años que ha decidido que no quiere tener 20 años y seguir siendo esto.
He intentado hacer millones de blogs pero nunca me siento cómoda con lo que hago así que he decidido volver a este. 
Estoy deseando conocer a otras chicas como yo, de verdad. Amaba escribirme con ellas y contarnos las cosas y el día a día como si nos hubiesemos conocido en una cafetería o en cualquier lugar totalmente normal.

Me gustaría volver a lo de antes poco a poco. Darle un cambio de aires a este sitio, poner algo de música, retomar esos espacios de belleza... Hacer algo que me distraiga y me devuelva poco a poco a todo esto, mi espacio de confianza.

No quiero volver a irme. No me dejen irme otra vez.

martes, 30 de junio de 2015

Vuelta.

Tengo cara y cuerpo de gorda. Así que es fácil para mi familia culparme de cosas como que alguien se haya comido medio bizcocho. Si, tomé un trozo muy pequeño de bizcocho, lo suficiente para que no me digan "come". Pero que no se preocupen, que no volveré a comer nunca más.
Es fácil para mi excluir alimentos de mi dieta.

Es que no me puedo creer que cada vez que como "sano" me reprendan que como mucho. ¿Mucho? ¿Un café y una tostada es mucho? Pues para mi madre, la insatisfecha si lo es.

Ana, aquí me tienes. Haz conmigo lo que quieras.

martes, 9 de junio de 2015

Thoughts.

Este es mi rollo
No el vuestro.
Osea, sí el rollo de muchas de vosotras, pero no el de otras tantas que vienen aquí para informarse. No me gusta, no me siento cómoda, y ya desde hace tiempo, que a veces me pongo a escribir y leo gente que no sabe de que va esto preguntándome cosas.
Yo soy buena, jamás he intentado herir a nadie. 
Y no quiero que me tomen como una referencia, una maestra o una thinspiration, porque tengo grasa para dar y tomar y me llegaron correos diciéndome que lo soy.
Perdí mucho peso en poco tiempo. Pase de pesar en octubre 84kg a pesar 61 en enero, y mi cuerpo está literalmente hecho una mierda. Tengo estrías, tengo piel flácida, tengo los pechos caídos.
Lo último que quiero es que me toméis como maestra. Apoyo a la gente que se quiere poner delgada comiendo menos, si, porque esa gente ha existido desde que el cine es cine y desde que la moda es moda, pero hacedlo despacito y con ejercicio, que merece mucho mas la pena, muchísimo más.
Y jamás, jamás enferméis. La gente sana y feliz es mejor independientemente de lo que pese que una persona enferma. 
Levantaros por la mañana, a las 6, o 7, id a correr, haced sentadillas, flexiones, abdominales, lo que sea. Cuando estéis cubiertas de sudor, ducharos, exfoliaros, secaros y miraros al espejo, y deciros cuan guapas sois, porque sois guapas. Tal vez, aunque no creáis que lo sois, si hacéis esa rutina pronto lo seréis. Sois princesas perfectas, seáis gordas o delgadas, altas o bajas. No tenéis que estar delgadas para gustar a otras personas, debéis estarlo para ser felices con vosotras.

Yo siempre he sido una niña contenta consigo misma, ¿sabes? Sí, pesaba mucho, pero yo pensaba ¡olé yo! y punto. Era consciente de que la gente se reía de mi, era consciente de que era una decepción muy grande para mi madre. Pero con el tiempo, esa decepción creada por todo el mundo, sobretodo la decepción de mi familia hacia mi, me hizo decepcionarme a mi también. Entonces fue cuando quise cambiar, y ser feliz. Pero no por ellos, sino por mi.
Así que nunca nunca cambieis por nada ni por nadie que no sea vuestra propia iniciativa, porque vuestros sentimientos son mas fuertes que los de los demás. 

Intake de hoy:
Desayuno: café
Comida: ensalada
Merienda: Café
Cena: nada.

lunes, 8 de junio de 2015

Necesito pertenecer a algún lugar.

He perdido un curso entero intentando pertenecer a una clase, intentando ser su amiga, intentando hacer cosas por ellos que una simple compañera de clase no haría, pero no me ha servido de nada, no he encontrado nada por lo que deba permanecer ahí, y además mi madre me obliga a quedarme en el mismo instituto haciendo bachillerato.
Así que ningún cambio de aires.
No sé, sólo quiero alguien que sea como yo, alguien a quién pueda escuchar y alguien que me escuche, porque en estos momentos lo que más me siento es sola -aunque esté rodeada de gente. Emocionalmente, no tengo a nadie que sepa lo que siento, ni por qué lo siento, pero tampoco tengo a nadie que me haga sentir que no vale la pena estar así porque esa persona ya ha pasado por ello.
Sólo quiero encajar, encajar con alguien. ¿Coco? Coco está bien, pero él no tiene ni idea de lo que es lo que siento y me carga diciendo que soy demasiado sensible. Eso no ayuda, no ayuda nada.
No ayuda, no porque no lo intente, sino porque él no entiende, y nadie parece entender. No, no es un simple "eres muy sensible". Realmente siento que algo en mi no funciona como debería, como las personas suelen funcionar. Siento que jamás seré como los demás -y esto me deprime mucho, demasiado. Siento que llevo mucho tiempo deprimida, tal vez desde que nací
Y desde que no puedo cortarme porque Coco se enfada, es como si un día aleatorio fuera a hacer algo muy rápido, muy fuerte y sin pensar, algo como cortarme el cuello, tomarme una caja de pastillitas, saltar al vacío...

Es como pudrirse. Como si con los años me fuera pudriendo un poco más.
Pero a nadie parece importarle.

sábado, 18 de abril de 2015

Reflexiones + Thinspo's

Ayer me inflé a chuches.

Vaya mierda de vida, ¿por qué mierdas no puedo dejar de comer? Soy una obesa.
Mi madre no para de hacer comentarios de lo gorda que me estoy poniendo y de lo mucho que como y me hace sentir tan mal que

que nada.

Y lo peor de todo es que la ropa del verano del año pasado ya no me entra, y la otra la tire para no recordar lo gorda que habia estado. Y lo vuelvo a estar.