Sígueme, princesa

jueves, 3 de abril de 2014

Facts sobre mí.

Me gustaría contar cosas de mí, cosas que nunca antes he tenido el valor o el tiempo de contar, pero, ¿qué es más paciente que un blog que nadie lee?


  • Yo nací con un peso inferior al que debía. Nací por cesaría un martes, 24 de mayo de 1998. Mi madre hizo todo lo posible por alimentarme para que creciera sana y fuerte. Así que, supongo, que en general mi sobrepeso empezó ahí. O al menos, siempre he tenido la sospecha.
  • De mi infancia recuerdo pocas cosas, porque fue un caos. 
  • Aprendí de pequeña la palabra "suicidio", y no hacía mas que repetirlo, "mamá, me quiero suicidar". Ni siquiera sabía que quería decir.
  • Había un chico más mayor que yo, cuando yo tenía 5 años, que venia a cuidarme a mi casa cuando mi madre no estaba. Bueno, pues ese chico, me encerraba en la habitación y se frotaba contra mi. 
  • Luego murió mi abuelo. En su entierro fui a tomar un batido de chocolate con alguien que ni siquiera sabía quien era. Todavía me arrepiento.
  • Mi siguiente recuerdo fue cuando me cambiaron de escuela y de casa, nos mudamos a un pueblo sin luz, donde nuestra casa iba con unas pocas placas solares mal colocadas.
  • Tuve que ir a una escuela donde todas las chicas hacían grupito y los chicos otro. Estaban el grupo de las pijillas, el de los futbolistas, y luego, yo. Yo, y los marginados, claro. Pero a veces incluso los marginados me marginaban. 
  • Las únicas vacaciones que he tenido nunca las pasé en el hotel o en el coche. Y fueron de un solo día.
  • Mis padres siempre se pelean. He crecido con eso.
  • Cuando tenía 9 o 10 años descubrí que mi padre, el que me había criado desde siempre, no era mi padre, que mi padre de verdad era un drogadicto y un alcohólico que me intentó arrojar a las vías de un tren cuando yo era un bebé, y que no me habían dicho porque mi padre tenia miedo de que le dejara de querer. "Tú sigues siendo mi padre", le dije. Pues él dejó de tratarme como a su hija, hasta los días de hoy, cuando, a la semana, tenemos como 6 o 7 peleas. Creo que a raíz de eso fue que empecé a comer de más, y comí aún más cuando mi madre estaba todo el día fuera cuidando a unos niños. Me daba envidia que mi mamá no me cuidara a mi y los cuidara a ellos, y yo ponia la tv todo el día y comia cosas horribles como sandwiches de mahonesa y cosas asi.
  • Nunca he tenido un novio de verdad. Amo a un chico, pero sólo fue puro Internet, y lo deje porque yo no quería eso para mí.
  • Me apego a los chicos demasiado rápido. Me enamoro y ¡zas! Ellos me dejan antes de tenerme.
  • Siempre he soñado con ser cantante. Pero si no eres delgada, no llegas a ningún lado.


3 comentarios:

  1. Hola! Empece a leer tu blog, ánimos princesa no te sientas tan mal por cosas del pasado ya se que es traumatico y feo pero... hay que tratar de mirar para adelante.

    ¿A quién no le pasa eso con los chicos? jajaja pero yo no me enamoro, le hablo al que me parece lindo y luego veo que no contesta los mensajes, insisto un poco más y al no tener respuesta... lo mando a la mierda, los hombres pueden ser reverendas porquerías por eso me acostumbré a estar sola.
    No te tires tan abajo! si queres ser cantante inténtalo primero, recorda que no solo las flaquitas triunfan sácate ese prejuicio de la cabeza :)

    Te dejo mi blog: http://reifblommenproana.blogspot.com.ar/

    saludos preciosa!

    ResponderEliminar
  2. Gracias,eh, sabes? Eres mi primer comentario. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Empece a leer tu blog ya hace un tiempo y me parece muy interesante, relájate problemas los tenemos todos solo hay que saber buscar soluciones dalee y cuando gustes hablamos yo no tengo blog

    ResponderEliminar