Sígueme, princesa

domingo, 6 de abril de 2014

Pasó por aquí Aranza

Aranza, la que marca más en la balanza. ¿Porque Ana y Mia tienen nombre, y los atracones no? Yo le llamo Aranza. Y es un monstruo.
Ayer iba perfectamente [si recuerdan mi anterior entrada, habia tomado 62 calorías, creo] y me dio mucha hambre, así que bajé y me comí un yogur. Luego de eso, llegó Aranza, y comí carne, mucha carne con alioli y luego media tableta entera de chocolate blanco y un sándwich vegetal. Así que mi día se fue a la mierda, literalmente. Ni siquiera tuve ganas de vomitar porque en el fondo quería que toda esa porquería se quedara dentro de mí, por muy horrible que suene. Soy una obsesionada de la comida, lo sé.
Ahora tendré que hacer el ayuno de nuevo. Estoy en la cama todavía, ahora me levantaré, haré 20 flexiones y me dedicaré a ordenar la casa, de arriba a abajo. También procuraré hacer deberes, y luego, en la tarde, 30 minutos de bicicleta. Y más tardé les pondré mi intake, espero que Aranza no se vuelva a pasar por aquí.







No hay comentarios:

Publicar un comentario