Sígueme, princesa

lunes, 4 de agosto de 2014

Coco no lo es todo.

11:35 No, coco no es mi vida entera. Mi vida entera es Ana, así lo decidí hace un año, y lo voy a cumplir. A la mierda preocuparme por los demás, Ana quiere que me preocupe de estar linda y de llegar a 55kg antes de que acabe el verano, y yo lo voy a cumplir. Mi vida entera es Ana y sus princesitas, osea ustedes. Las amo. Hoy hemos quedado, son mis 10:12, y hemos quedado a la una. Pasaremos el día juntos, pero por nada del mundo voy a dejar que hagamos el amor. Porque no sería hacer el amor, sino sexo, y yo quiero hacer el amor :3 Soy una princesa, no una prostifruta :') Por cierto, le cambiaré el diseño a mi blog, todo un poco más oscuro. Igual, en mi Facebook personal, le puse los mismo colores, los mismos tonos, me gusta el negro. No me considero gótica, ni emo, ni nada así, pero últimamente mi estado de ánimo se asemeja bastante a ese color. 
Estos días saldré de fiesta, por el pueblo, y intentaré pasarlo bien y verme con mis amigos de siempre, que Coco vea que no lo significa todo... Bueno, en realidad no lo haré así. Cuando salgo con Coco, viene mucha gente a vernos, a saludarle. Él es super popular, famosillo [que asco da] en mi ciudad, porque sube videos a YouTube.  Pero quiero que vea que él no es el único que tiene amigos. Que yo también tengo mi vida aparte de él.

0:07 Acabo de volver de estar con Coco. Madre mía, cuanto le quiero. Me ató a la cama y me hizo cosas. No conseguí que se corriera, se corrió él, sobre mí. Él solo. Me deprime no ser lo suficientemente atractiva como para conseguir correr a Coco. Que asco doy.


We're the children of the bad revolution and partying is the only solution.

No hay comentarios:

Publicar un comentario