Sígueme, princesa

domingo, 17 de agosto de 2014

I hate you, bitch.

I hate you, bitch.
Eso escribí hoy en mi Facebook personal después de que mi mamá me gritara. Me grito, y ¿saben por qué? Porque yo le grité. Porque le dejo mi perro Brando a mi sobrina, y se lo llevo a casa del cabron que le quiere quitar la custodia a mi hermana. ¿Es normal que me enfade por eso, no?
Pero luego pensé que no es a ella a quién odio. Me odio a mi misma. Esta mañana me desperté y lo primero que hice fue prepararme un colacao y comerme media barra de pan con leche condensada. Ayer, después de volver de casa de coco hice igual, colacao y tostadas con leche condensada. Note que coco engordo y no me preocupa, pero dios, me estoy poniendo gorda y ni siquiera me peso, y solo pienso que coco me va a dejar.
I hate me, bitch.

2 comentarios:

  1. No te odies, eres una gran persona para hacerlo.
    Y sí él te quiere no te dejará por subir de peso.

    ResponderEliminar
  2. No te des por rendida prin, seguí tu dieta por que te arrepentirás tanto por aver engordado y desahogar tus problemas en la comida, se fuerte, una princesa se caracteriza por tener auto control.. besos :*
    pd: pásate x mi blog :)

    ResponderEliminar