Sígueme, princesa

sábado, 2 de agosto de 2014

Mierda de amor, y de todo.


Coco me acaba de pedir hacer sexo. Bueno, en realidad fuí yo quién lo sugirió, le pregunté si en casa tenía condones por si algún dia se nos iba de las manos, y me dijo que sí, que si no me importaba perder mi virginidad con él. Le contesté que no, que él me gusta, que no me importaba. Luego me puse fria y me preguntó que me pasaba, le dije que siempre pensé en mi primera vez como en una celebración especial, en una fecha especial, con mi novio, no por un calentón. Él me dijo que pronto o tarde sucederá, y que casi siempre es por un calentón. Le dije que ni siquiera saliamos. Él me dijo que esperara unos días, que es cuestión de días que me lo pida. Yo le pedí por favor que espere también por eso. Él me dijo que... que no entiende por qué hay que aplazarlo si ambos sabemos que va a pasar... Un poco... ¿hipócrita? No quiero hacer otra cosa que no sea llorar, excepto cortarme, quiero cortarme y no puedo, porque cuando coco me ve cortes, coco se enfada. Está hablandome en Whatsapp, me está escribiendo que creia que estabamos hablando y que por qué me he ido... No quiero contestarle. Quiero cortarme. Quiero llorar, no sé por qué... Pero mi ex... Mi ex me entendia, mi ex habría preparado una cama llena de petalos un día de san Valentín, o en nuestro aniversario... Me siento tan usada, las cosas que hicimos coco y yo... fueron de amigos con derechos, lo cual le convierte en un don Juan y a mi en un putón. Solo quiero llorar, llorar, llorar....Llorar. Soy una estúpida, debería decirle lo que siento, debería terminar con esto antes de salir lastimada. Pero no quiero, él me droga, me llena de su amor, ya dependo de él como dependo de cada chico que me dedica cinco minutos de su vida. Joder, como extraño a mi ex. Me siento demasiado sola, y no sé que hacer. Si me acuesto con él, adiós, nunca seré una princesa. Nunca. No tendré una relación de ensueño, ni mi primera vez será lo más bonito de recordar. Solo habré perdido la virginidad con un chico al que quiero, pero ni de lejos amo tanto como a mi ex novio.

Me salté la comida, y para cenar, cené una ensalada... Y ni siquiera puedo estar feliz por ello.

1 comentario: