Sígueme, princesa

jueves, 28 de agosto de 2014

Tercer día de la carrera de kilos [Agosto/Septiembre]

La vida es una puta broma. Cuando naces, pierdes tu libertad y empiezas a intentar sobrevivir. Si naces bajo peso, te hacen comer, y te vuelves gorda y fea, y mientras eres una adolescente, todo el mundo te odia.
Das asco cuando intentas oler bien, eres un cerdo ridículo cuando corres, y todo el mundo, todo el puto mundo en tu clase te odia.
Después, intentas parecer bonita, pero siempre hay una zorra que te dice que pareces un putón. Encuentras algunas páginas pro Anorexicas, que te dicen que "podrías ser una princesa" pero que "debes parar de comer".
Lo intentas, ya sabes, solo por probar, y en un mes... pierdes 10kg. Ahora, la gente te dice lo bien que te vés, pero tu solo sientes que todo el mundo te miente, que están riendose y bromeando, y te sientes gorda y das las gracias.
La comida no es buena para ti, y la empiezas a odiar, -¡asco de comida!- y empiezas a amar estar hambrienta...
La gente piensa que estás en una dieta, o haciendo ejercicio, pero te estás muriendo lentamente, tu cuerpo está perdiendo grasas y kilogramos, y a nadie le preocupa. ¿Por qué deberia preocuparte a ti?

Este es un escrito que encontré en una de mis libretas, al empezar el curso anterior el año pasado. Estaba en uno de mis mejores momentos, ayunos de dos días y ingestas de menos de 200 calorías. ¿Que me pasó?

Bueno chicas, ¿como les va la carrera de kilos? ¿Han perdido ya algo? Yo aún no me pesé, me daba miedo y tal. Ayer tomé un sorbo de té en el desayuno, un yogur para comer y media manzana para cenar, y hoy he desayunado medio café cortado [con leche desnatada] y he comido una ensalada.  ¿Cuales son sus intakes? ¿Que sienten? Dejen comentarios chicas, estamos aquí para apoyarnos.

4 comentarios:

  1. No soy nadie. Solo un pobre desgraciado que vaga sin rumbo fijo. He llegado aquí por pura casualidad. He sentido curiosidad, y he leído.

    En ocasiones reflexiono sobre el precio de la civilización. Los humanos nos hemos alejado abismalmente de la manera de vivir de el resto de especies (para mejor) pero a cambio, somos los menos capaces de contener nuestro potencial destructivo. O mejor dicho, los más capaces de liberarlo.
    La crueldad humana es legendaria. Se infiltra en nuestra sociedad como veneno en la sangre, y nos pudre por dentro. Nos entra por los ojos y por los oídos, porque estamos rodeados de ella, y una vez dentro, cristaliza y nos hiere. Y reaccionamos.

    Esa es la causa de todo: el deseo humano de destruír. Guerras. Torturas. Esclavitud. Todo tiene el mismo origen. Y también es el origen de este blog.

    Está muy claro. Es todo por culpa de la maldita crueldad. Se infiltra en tu interior por la presión social y el estrés. Anida junto a tu corazón y se vuelve afilada como un cuchillo. Te hace retorcerte de dolor con cada movimiento, y te va matando poco a poco. Algunos reaccionan volviendo esa crueldad contra los demás, pero otros la mantienen encerrada dentro. Se dejan morir, pensando que no están a la altura de las exigencias de la sociedad, aún cuando nadie les está juzgando. Que son inferiores, y que si no mejoran, se ahogarán en solitario en sus propios temores. Así que empiezan a castigarse sin piedad, con la esperanza de mejorar. De cambiar algo que ni siquiera estuvo mal nunca. De ser "princesas", aunque nunca hizo falta realmente.

    Mientras leía tu artículo, me he sentido triste. Triste porque las cosas tengan que ser así. Triste porque el ser humano haya sido el causante de tantas maravillas, y al mismo tiempo de tantas monstruosidades. Triste porque este blog tenga una razón de ser. Triste porque creáis que lo único que os da valor como personas sea una cifra seguida de "kg".

    No he escrito estas palabras con la intención de heriros aún mas. No las he escrito con la intención de animaros a seguir así, ni pretendo que dejéis de hacerlo solo por leer esto.

    Simplemente he escrito estas palabras porque sentía que tenía que hacerlo.
    Buenas noches.

    Atentamente, nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, nadie.

      Estoy de acuerdo con tu opinión, es más, mi blog se basa en la libertad de expresión, y no voy a juzgar a nadie que no me juzgue a mi. No hago caso de comentarios como "me encanta tu blog" o "tu blog es basura", simplemente estoy aquí para hacerme oir, y para que chicas como yo puedan saber que no están solas.
      Puede que solo tenga 16 años, pero supongo que mi opinión cuenta. Detrás de cada guerra, hay una serie de personas. Y de la misma manera, detrás de cada chica que se siente identificada conmigo, existen una serie de personas que la han llevado al punto de preferir sentirse muertas, antes que gordas.
      "Guerras, torturas, esclavitud... el deseo humano de destruir". Guerras con nosotras mismas, guerras por no ser suficientes. Torturas, días sin comer, cortes en las muñecas. Esclavitud, esclavas de balanzas, de no poder comer lo que anhelamos, y sobretodo de nuestro peso. Es el deseo humano de destruir, solo somos chicas destruidas por deseos humanos.

      En realidad tienes mucha razón, nadie. Aprecio demasiado que no nos culpes de ser como somos, que nos entiendas. Aprecio los comentarios de gente civilizada como tú, ojalá pueda verte más por aquí, Y si he contestado con tan largo comentario, es porque me emocionó el tuyo.

      Con un cariño inestimable, Ski.

      Eliminar
  2. yo baje medio kilo pero después me descuide y volví de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, lo siento muchisimo princesa, vuelvete a levantar, y animo! Suerte en la carrera.

      Eliminar