Sígueme, princesa

sábado, 18 de abril de 2015

Reflexiones + Thinspo's

Ayer me inflé a chuches.

Vaya mierda de vida, ¿por qué mierdas no puedo dejar de comer? Soy una obesa.
Mi madre no para de hacer comentarios de lo gorda que me estoy poniendo y de lo mucho que como y me hace sentir tan mal que

que nada.

Y lo peor de todo es que la ropa del verano del año pasado ya no me entra, y la otra la tire para no recordar lo gorda que habia estado. Y lo vuelvo a estar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario