Sígueme, princesa

martes, 30 de junio de 2015

Vuelta.

Tengo cara y cuerpo de gorda. Así que es fácil para mi familia culparme de cosas como que alguien se haya comido medio bizcocho. Si, tomé un trozo muy pequeño de bizcocho, lo suficiente para que no me digan "come". Pero que no se preocupen, que no volveré a comer nunca más.
Es fácil para mi excluir alimentos de mi dieta.

Es que no me puedo creer que cada vez que como "sano" me reprendan que como mucho. ¿Mucho? ¿Un café y una tostada es mucho? Pues para mi madre, la insatisfecha si lo es.

Ana, aquí me tienes. Haz conmigo lo que quieras.

2 comentarios:

  1. Admiro mucho tu progreso, me alegra saber que eres una princesa luchadora <3 te admiro mucho

    ResponderEliminar
  2. Hace tanto que no escribes...
    ¿Qué ha sido de ti?
    Me gustaría volver a leerte una vez más

    ResponderEliminar