Sígueme, princesa

martes, 11 de julio de 2017

Agh.

Mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda...

Me estoy enamorando de Gnar.

Y es una mierda, porque todos dicen que me enamoro rápido y tienen razón. ¿Por qué soy así? Le prometí a mi amigo Di que no saldría con nadie hasta Septiembre, y dejando de banda que sea una promesa o no, lo voy a hacer, aunque solo sea por mí. Me pidió salir, de hecho, hará un par de semanas, y me negué con un "no" que lo dejó blanco. Es triste y me apena, pero creo que es lo mejor para mí y para él. Además, tenemos una amistad con derechos y me gusta mucho. 

Y lo mejor de todo es que pensé que era muy inocente, y contra más lo conozco más me gusta porque no es ni la mitad de inocente de lo que parecía. Hace que todas esas veces que he pensado que soy rara sean estúpidas.

Y además, asegura que no ha visto mujer más bonita que yo, sonriendo con mis michelines porque cree que debo estar como yo sea feliz.

Agh.

Además, tengo que hablar de Coco, por mucho que haya prometido no volver a hablar de él. Porque su exnovia y yo nos hicimos amiga, a la cual la llamaré Birdy. Birdy y yo nos hicimos amigas y me contó que hace unos días estaba hablando con Coco por Skype y Birdy le contó que ella ha empezado a correr. Algo que debo añadir antes de que se me olvide, es que Birdy antes fue una chica pro-ana. Bueno, a lo que iba, ella contó que empezó a salir a ccorrer, y Coco le dijo que tenía que llevarme a mí también a correr porque me estaba poniendo gorda.

Claro que me sentó mal, lo odio, de verdad. Sobretodo porque cuando le conocí pesaba 56kg y si me engordé fue porque por su culpa, su vagueza y su gilipollez no salíamos de casa. Es gilipollas. Lo odio.

Mañana por la mañana intentaré salir a correr, aunque sean diez minutos por la mañana. Porque ya demasiada gente me dice que me estoy poniendo muy gorda, y estoy cansada de toda esa mierda. No porque haya vuelto a lo de ser pro-ana, sino por darles a la gente en la boca y vean que puedo ser como yo quiero. Que puedo adelgazar tanto como yo quiera. La gente es estúpida.